5 de noviembre de 2009






Yo no soy escritora y tampco planeo serlo.

No sé como ponerle sentimiento a todo lo que escribo.

No sé de pausas, exclamaciones, no sé nada de nada sobre escritura.

Yo solo escribo aquello que llega a mi cabeza

y luego lo estampo en este solitario y olvidado blog.


En realidad nunca he tendio éxito con estas cosas.

Mis blogs no son de lo más famosos.

Creo ser la única que lo visita.

Da pena.

Parece un diario de vida que a nadie le importa leer.

Da lo mismo.

Seguramente es porque no sea interesante.

No suelo escribir cosas con contenido.

Verán, no me considero una persona muy brillante.

No he ganado nunca nada,

No me destaco en ninguna disciplina.

Yo solmanente... vivo.


Anoche le preguntaba a Dios:

¿Cuál es mi propósito en la vida?

Ninguna revelación.

Quizá he de ser uno de esos personajes extra en la vida de otros.


Qué mal.

Sueno depresiva.

Quizá lo esté.

Un poco.

O bastante.

Eso qué mas da.


Hoy prentendo ser un transeúnte

en las calles de Santiago.

Te acopañaré en la micro,

seré parte de tu día en el metro,

sin que te des cuenta, por supuesto.

Llegaré a trabajar.

Contestaré tu llamado y aclararé tus dudas

Esperando que decidas comprar una casa a nuestra inmobiliaria.

Quizá te ayude a reparar tus fisuras, cuadrar tus ventanas,

la filtración de agua...

También puedo agendar tu visita.


Lo único bueno ocurrirá a eso de las 9 de la noche,

cuando la persona que me ama irá a buscarme al trabajo

y me hará sentir protagonista de mi propia vida

por al menos una hora.

24 de septiembre de 2009





Cerró los ojos.
Quería tener la mente en blanco, pero esa era una misión imposible.

Aún con los ojos cerrados, en medio de tanta oscuridad, se dibujaban las siluetas, entre manchones y luces de todo aquello que, inconcientemente, le llamaban la atención.

Nada era coherente, ni siquiera las voces, aquellas voces que no entregaban un mensaje claro.

Era como escuchar miles y millones de conversaciones telefónicas simultaneamente.

Abrió los ojos.

La habitación estaba oscura.

Sentía esa extraña sensación que todo era cada vez más oscuro. Y miraba hacia un lado y parecía ver una silueta negra... se le acercaba.

Un frío le recorrió la espina.

Extendió su brazo para alcanzarlo, en un acto de valentía, pero solo alcanzó el vacío.

Se escondió bajo las sábanas, esperando que ser tocada.
Cada folículo de la piel se erectó.

Nada ocurrío.

Volvió a su posición original.

Miró el crucifijo colgado. Ese Cristo sufriente fosforecente que la protegía.

Lo contempló por varios minutos.

No sabía si era un truco visual que la hacía ver al Cristo bailando y a la vez retorciéndose en su cruz.

Rezó: "Quita de mí estos demonios, Padre".

Tres segundos luego, ya estaba durmiendo plácidamente.

25 de marzo de 2009

Para mi Padre Celestial




¡Oh Dios misericordioso! Que desde lo alto de los cielos cuidas mis pasos.
Hoy pongo en tí toda mi confianza y mi ser completo
para que lo encamines por la mejor senda,
aquella que llega hasta tu reino.

Dios Padre Todopoderoso
Ilumíname siempre de tu eterna gracia
y aparta de mi las tentaciones,
esas que corrompen mi espíritu
y sobre todo mi Fe.

Sé Tú acompañandome siempre
hasta en los caminos más oscuros
Junto con María, mi madre piadosa,
y mi Angel custodio.

Quiero entregarte, además, todas mis acciones.
Ellas irán dirigidas para el agrado tuyo
tratando de seguir fielmente los mandamientos
que Moisés nos enseñó,
y que tanto te complacen.
Quiero ser tu hija obediente
como la Santísima Virgen María,
que llena ha sido de gracia
por su constante amor y fidelidad hacia tí.

Desde hoy quiero ser oveja de tu rebaño,
que al no ser rebelde, no se aparta del cuidado de su Pastor.

Este es el camino que quiero seguir...
Aquel camino lleno de felicidad y amor fraterno,
el que me lleva directo hacia las puertas del cielo.

He de procurar vencer al demonio día a día,
y no pecar más.
Ser ante vuestros ojos la hija amada,
siguiendo los pasos de Jesucristo
cuando nos iluminó aca en la tierra con su venida.

LLéname de tu palabra
que ha de ser el pan de cada día.
Quiero aprender de tus enseñanzas
y convertirme en instrumento tuyo acá en la tierra.
Doblar los talentos que se me han dado,
para poder pagarte además con intereses,
el día en que haz de venir en busca de los escogidos.

He de compartir tu palabra,
para crear el interes de otros en seguirte
y tener la dicha de recibir tan hermosa bendición
así como yo la he recibido de tí.

Gracias te doy, Oh Señor mío, de todas estas cosas que me haz dado.
Por llenarme de bendiciones, por amarme tanto,
por limpiar mis pecados con tu sangre preciosa y bendita,
y por no dejarme alejar, a pesar de haber perdido alguna vez la Fe.

Alabado sea el Señor Altísimo en su infinita Gloria.

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espíritu Santo.
Como fue en un principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.
Amén.

13 de marzo de 2009

Sin Título




Ventanas que se aben a mundos inciertos,
escucho los cantos de aquellos pájaros que una vez fueron.

Voces.
Espíritus.

Algo o alguien me habla, y no logro reconocer su mensaje.

Sueños confusos.
Tristeza.
Latente.
Tengo una caja llena de personas
que hablan al mismo tiempo.
Ojos cerrados,

mentalidad alerta.

No hay descanso.

Todo es confuso.

Cargo con un saco de emociones.

No me deja tranquila.

Un retrato en blanco.
Mucho espacio por llenar.

Aún así, sigue en blanco.

Un alma atrapada...

Quisiera abarcar tanto.

El espacio es pequeño.

Como el vientre materno.

Ojalá la vida fuera siempre así.

Una nube negra sobre la cabeza.

Colores grises sólo para quienes lo quieren ver.

La felicidad viene a momentos.

Nunca llega para quedarse.

De errores aprendemos.

No dejamos de aprender.

De dónde viene todo esto...

Sentir.

Dónde habita?

En que parte del cuerpo?

Lo siento, pero no lo reconozco.

No entiendo.

No todo tiene explicación...

o si?

No sé.

Cada loco con su tema.

Soy. Existo.

El plan me está esperando.

Hasta el momento de morir.

Despúes?
Es todo.

25 de enero de 2009

Hasta Siempre, Amiga Mía...


Nos conocimos hace seis años.
Era el día de mi santo.

Recuerdo haberle pedido a mi padre,
para la navidad del año anterior
una perrita.
Una que viniera en un canastito, con una cintita roja
y un gran moño
en el cuello. No me llegó para la navidad...
Estabamos de vacaciones en el Quisco.

Venía de vuelta de pasear en la playa, a eso de la 1.

La Natalia venía corriendo desde la casa gritando: Ximena! Tenemos perrita nueva!
Entré corriendo a la casa y allí estabas... envuelta en una mantita,
Con tus casi dos meses de vida.

Eras tan chiquita... y tan buena para hacer maldades...
Por las noches, no dejabas dormir a mis hermanos.

Les mordías y lloriquebas... sólo querías jugar.

Recuerdo que el Bastián me dijo: Tú te llevas la mejor parte,

porque no es a tí a quien la perra no deja dormir.
Esa noche, tuve que dormir abajo, en el saco de dormir,
junto con la Natty.
Te acercaste a mí, te abrazé
y te pregunté al oído: Jadesita hermosa,
me vas a dejar dormir esta noche?.
A la mañana siguiente, la Natty reclamaba que tú no la habías dejado dormir,

mientras yo dormía como un lirón.

Ahí supe que seríamos grandes amigas...


Amiga mía, no olvidaré esta amistad nuestra,

no olvidaré el color de tu pelo, que es igual al mío.

Esos ojos expresivos... que con sólo una mirada
sabía que es lo que me querías decir.
Las veces que quisiste hablar conmigo, mientras te hacía añuñucos

y sólo lograbas hacer sonidos divertidos.
La manera en que te colocabas fuera del ventanal,
mientras almorzabamos,
y te mecías de un lado para el otro,
sólo para que notaramos que estabas allí.

No olvidaré como celosamente cuidabas tu plato de comida...

y como te las ingeniabas para agarrar las pelotas entre sus patitas delanteras.

Prometo no olvidar lo celosa que te colocabas
cuando el Totto se acercaba a mí,
o cualquiera de tus cachorritos.

Los masajes que te daba en la espalda cuando estabas embarazada.

Los cigarros que fumé a tu lado, cuando no tenía otra compañia...

cuando olfatebas las cenizas...

La manera de sentarte en mis pies, cuando no querías compartirme con nadie...

No olvidaré tampoco tu escondite secreto...

cuando veías la puerta abierta y te metías a la casa
y para que nadie te pillara,
ibas a mi pieza, y te escondías bajo mi cama.

No salías de allí hasta que me subía a la cama
y trepabas para acostarte conmigo.

Las veces que me mirabas desde un pedazito de visillo abierto,
mientras veía
tele en la pieza de mi mamá, y corrías la vista al mirarte.
Las visitas al veterinario,
cuando te enfermaste de Hepatitis,
cuando te operaron las trompas...


Tooodos los recuerdos que tenemos juntas, durante estos seis años...

Prometo llevarlos siempre en mi corazón.
Te lo prometo.


Guardaré celosamente el colmillito que me regalaste cuando mudaste tus dientes...
Lo llevaré conmigo hasta el día de mi muerte.

Te amo mucho, y lo sabes. Te lo dije ayer, en nuestra despedida...
Todo va a estar bien.

Estas son nuestras canciones...
Las que te canté ayer, mientras te acompañaba en tu dolor...
También las llevaré conmigo...


Hasta siempre, Mi Jade...




Golden Slumbers - The Beatles

Once there was a way to get back homeward
Once there was a way to get back home
Sleep pretty darling do not cry
And I will sing a lullaby

Golden slumbers fill your eyes
Smiles awake you when you rise
Sleep pretty darling do not cry
And I will sing a lullaby

Once there was a way to get back homeward
Once there was a way to get back home
Sleep pretty darling do not cry
And I will sing a lullaby







In my life - The Beatles


There are places I'll remember
All my life though some have changed
Some forever not for better
Some have gone and some remain
All these places have their moments
With lovers and friends I still can recall
Some are dead and some are living
In my life I've loved them all

But of all these friends and lovers
There is no one compares with you
And these memories lose their meaning
When I think of love as something new
Though I know I'll never lose affection
For people and things that went before
I know I'll often stop and think about them
In my life I love you more

Though I know I'll never lose affection
For people and things that went before
I know I'll often stop and think about them
In my life I love you more
In my life I love you more...





You just call out my name - Ofra (By Carly Simon)

When you're down and troubled
And you need a helping hand
And nothing, whoa nothing is going right.
Close your eyes and think of me
And soon I will be there
To brighten up even your darkest nights.

You just call out my name,
And you know wherever I am
I'll come running, oh yeah baby
To see you again.
Winter, spring, summer, or fall,
All you have to do is call
And I'll be there, yeah, yeah, yeah.
You've got a friend.

If the sky above you
Should turn dark and full of clouds
And that old north wind should begin to blow
Keep your head together and call my name out loud
And soon I will be knocking upon your door.
You just call out my name and you know where ever I am
I'll come running to see you again.
Winter, spring, summer or fall
All you got to do is call
And I'll be there, yeah, yeah, yeah.

Hey, ain't it good to know that you've got a friend?
People can be so cold.
They'll hurt you and desert you.
Well they'll take your soul if you let them.
Oh yeah, but don't you let them.

You just call out my name and you know wherever I am
I'll come running to see you again.
Oh babe, don't you know that,
Winter spring summer or fall,
Hey now, all you've got to do is call.
Lord, I'll be there, yes I will.
You've got a friend.
You've got a friend.
Ain't it good to know you've got a friend.
Ain't it good to know you've got a friend.
You've got a friend.