19 de junio de 2012

Fuckin' Karma



Some people say that Karma is a bitch, and it really is.
Have you ever asked for something you wanted the most and when you got it, you realized that it wasn't what you wanted at all?
That's what happened to me.

It's like when you want that sweet, expensive, brand-new bike, but you don't know how to ride it, and someone tells you to buy a cheaper one to practice, but you don't listen, and you buy the one you want. 
Two days later you are at the hospital, 'cause you crashed a car and your sweet, expensive, brand-new bike is completely destroyed.

And the worst part of all is that He was right. He was always right.
Life showed me that I was wrong. 
Even though you can get what you want (that's also true), maybe it isn't what you really need.

I had to live it, experience that, in order to believe and understand that it was true... what he had told me once.

Now what?

The greatest thing a person could do in these cases is: to accept he/she was wrong and deal with it.
In other words: stop being stubborn and start being a little bit more humble.
It won't hurt nobody to listen and take a little piece of good advice.

Well, this is what I learned yesterday.

This is what I wanted to share with you.

17 de junio de 2012

Carta a mi Psicópata Personal







A mi Psicópata.

Dos puntos.


No entiendo qué estás esperando.
Todos los días frecuentas mis lugares, espiando, queriendo saber más de mí, como estoy, dónde estoy, con quién estoy, qué hago, qué no hago, etc.
Te burlas de mis cosas, sabes que te hago daño y aún así no eres capaz de dejarme tranquila.

Será, quizás, por la misma razón que yo hago lo mismo. Sí, también soy tu psicópata y lo más estúpido de todo esto es lo inútil que resulta, ya que ambos sabemos lo que hace el otro y a pesar de todo, seguimos.

Un juego. Un exitante juego.
Entre lo perverso y el sadomasoquismo.
No me digas que no.

Pero no sé... ¿Qué pretendes?

Yo acá te espero. Tanto juego me despertó el deseo por ti, por poseernos, por follarnos, por golpearnos, un abrazo tierno en esa cama de motel y luego separarnos.


Porque eso es todo lo que hay.
En este juego no existe el amor. Ni siquiera el amor propio. 
Acá es todo exitación y sexo.
Perverso, macabro y sensual.


Atentamente,

Juliette.


Postdata. Dos puntos. ¿Qué estás esperando?

16 de junio de 2012

Cerrado por mantenimiento. Disculpe las molestias....






Decidí mejorarme. 

No, no sé estar sola, pero entendí que debo hacerlo para dejar descansar mi corazón. 

¿Será como abstenerse al sexo?
Abstenerse al amor, para poder volver a enamorarme una próxima vez.

Yo ya amé una vez y no sé si volveré a vivirlo otra vez. 

Siempre he escuchado que las personas que dicen enamorarse una segunda vez, afirman que la primera vez no fue enamoramiento, por lo que esa 'segunda vez' vendría siendo la primera y yo ya tuve un primer enamoramiento. ¿Eso quiere decir que no puedo volver a amar?

Dedidí estar sola. Debí hacer eso desde hace un año y medio, exactamente. 

¿Sola para qué?
Para sanar. 
¿Cómo?
Ni idea.

Creo que me mantuve en pareja para llenar un vacío. Vacío que nunca se llenó y por eso ninguna de mis relaciones funcionaron.

Como dije, no sé estar sola.
Desde los 18 años que he tenido varias relaciones, una tras otra, pero ninguna como esa en particular.

De él me enamoré... 

Dicen que el tiempo cura todas las heridas y yo sigo enferma. No tanto como en los primeros meses, pero enferma al fin y al cabo. De la mente y del corazón.

¿Será verdad de que existe el amor para toda la vida?
Porque si eso es verdad, estoy cagada.

Uno no puede decirle al corazón: Hey tú, estúpido, deja de amar.

Tampoco se le puede decir a la mente: Hey tú, imbécil, deja de pensar.

Si se pudiera, no estaría escribiendo estas líneas.

Como sea. 

A pesar de que mi último pololo haya sido uno de los mejores que he tenido (Sí, inclusive mejor que ÉL) sentí que no era justo seguir así.

Yo no he sanado. No sé lo que es volver a amar. Y eso no es justo para él, que fue y es tan bueno conmigo. Siento que no me lo merezco.

Yo ahora sólo sé hacer daño y es mejor que se alejen de mí.

Y como dice esa canción de la Carla Morrison: 'Voy a fugarme otra vez, no quiero herirme, no sé, tengo miedo, mucho miedo. Es importante, lo es. Mi corazón ya no cree, está seco, ya muy seco...'








PS: Este escrito se complementa de esta canción. Y espero no volver a escribir güebadas deprimentes como estas, jamás. 

12 de junio de 2012

¿Cuándo se deja de amar?




¿Cuándo te despiertas un día y te das cuenta que no sientes lo mismo?
¿Cuándo logras besar otros labios?
¿Cuándo te importa un bledo lo que le pase a esa otra persona?
¿Cuándo dejas de soñarle?
¿Cuándo no te acuerdas de esa persona?
¿Cuándo dejas de echerle de menos?
¿Cuándo dejas de relacionar lugares con momentos vividos?
¿Cuándo sales con otras personas?
¿Cuándo te gusta otra persona?
¿Cuándo dejas de comparar a tu actual con esa persona?
¿Cuándo logras borrar su MSN, su Facebook, su Twitter, su número de teléfono,
su correo electrónico, su dirección, etc.?
¿Cuándo te das cuenta que cambiaste?
¿Cuándo notas que no eres la misma persona de antes?
¿Cuándo eres capaz de volver a hablarle?
¿Cuándo pueden ser amigos de nuevo?
¿Cuándo te lo(a) tiras y no es lo mismo?
¿Cuándo te preguntas '¿en qué estaba pensando?'?
¿Cuándo te enteras que tiene pareja nueva y te da lo mismo?
¿Cuándo te enteras que se va a casar y te pones feliz por esa persona?
¿Cuándo vuelve a tu lado y ya no lo/la quieres de vuelta?
¿Cuándo te logras enamorar de otra persona?

¿Cuándo 'pasado, pisado'?
¿Cuándo 'a lo hecho, pecho'?


Dime, ¿Cuándo?

10 de junio de 2012

Cuando éramos amigas...



Hace tiempo que no te veía. ¿Qué te habías hecho?

Siempre he estado aquí.

¡No te creo! Yo ni cuenta me di.

Así son las cosas ahora. No son como antes.

Sí, es verdad, todo va cambiando. Fue solo ayer cuando eramos las mejores amigas.

Pero... yo siempre he estado aquí.

Pero yo no. Los años pasan, vamos creciendo.

¿Intentas decirme que ya no somos amigas?

¡No! Yo no he dicho eso. Yo sólo estoy planteando una idea.

Tú y tus ideas. Si supieras todo lo que sé. 

Tú me conoces más de lo que me conozco a mí misma.

Así es. Conozco todos tus secretos. Siempre estuve aquí y no te diste cuenta.

Tuve que dejarte de lado. Mi madre comenzaba a sospechar cosas...

Lo sé. Ella creía que estabas loca...

Ella no entendía nada. Ella no sabía por lo que pasaba yo.

Tampoco le iba a creer a una niña chica.

¡Exacto! Porque a ella le preocupaban sus amistades y sus reuniones a tomar té.

Con buñuelos y galletitas de canela.

¡A ti te gustaban los buñuelos! 

Sí.

¿Recuerdas cuando los robaba a hurtadillas?

O se los pedías a la Rosita, en la cocina.

Era más divertido reptar por la sala de estar y robarlos del azafate. 

¡Qué tiempos aquellos!

Sí, era entretenido. ¿Porqué hemos de crecer?

Habla por ti misma...

Tienes razón.

¿Y qué va a pasar ahora conmigo?

Nada, supongo.

¿Cómo que 'nada'?

Ay, ¡No lo sé! No soy la niña que era antes...

Tú me dijiste que siempre íbamos a estar juntas y yo lo cumplí.

Sí, es verdad, pero yo no te puedo asegurar nada ahora.

Claro, todo por que te vas a casar...

Carlos sabe que soy media chiflada, pero esto no lo va a entender.

Ya veo.

Ya, ¡pero no te pongas así! Tú siempre vas a ser mi mejor amiga.

Y yo siempre voy a estar aquí, en algún lugar de tu imaginaria cabeza...